Antioxidantes para reducir desperdicio alimentos

Antioxidantes para reducir el desperdicio de alimentos

El desperdicio de alimentos en todo el mundo se está convirtiendo en un problema de peso con cada vez más importancia. Hoy en día se calculan un total de 931 millones de toneladas de alimentos desperdiciados según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), lo que supone que el 17% de la producción total alimentaria en todo el mundo va a parar a la basura.

Además, a nivel mundial, per cápita se desperdician 112 kilogramos de alimentos (a nivel del consumidor), de los cuales 74 se producen en los hogares. Todos estos alimentos disponibles desechados tienen un fuerte impacto no solo económico y social, sino también medioambiental.

Los desechos de alimentos: un factor de peso en el cambio climático

De acuerdo con la ONU, se estima que entre un 8 y un 10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero están asociadas con comida que no se consume, por lo que desperdiciar alimentos afecta negativamente al cambio climático, que ya está empezando a mostrar algunas de sus severas consecuencias, como el deterioro de la seguridad alimentaria.

Asegurarse de que los alimentos lleguen a quienes los necesitan y, de paso, reducir el impacto medioambiental, es un desafío y una gran oportunidad para elaborar productos eficientes ahorrando recursos económicos, porque al desperdiciar alimentos no solo se tira comida, sino también los recursos económicos y naturales empleados a lo largo de todo el proceso (tierra agua, energía y un largo etcétera).

En BTSA, como empresa alimentaria dedicada a la fabricación de antioxidantes naturales y vitamina E natural, desarrollamos antioxidantes que alargan la vida útil de los alimentos y mantienen sus propiedades nutricionales durante más tiempo, permitiendo así que cada alimento pueda llegar a todos los puntos del planeta en las mejores condiciones para su consumo.

Prolongar la vida útil de los alimentos con antioxidantes

En los últimos años, el uso de antioxidantes ha experimentado un crecimiento en el mercado alimentario debido a sus beneficios tecnológicos, haciendo que cada vez sean más las empresas que se interesan por proteger sus productos contra la oxidación y prolongar así su vida útil. Y es que con los antioxidantes es posible conseguir una solución natural y científicamente probada para ralentizar los procesos de oxidación, extender la vida útil de producto y, por consiguiente, reducir el desperdicio de alimentos.

Realmente, los antioxidantes no son más que componentes cuya función es evitar la oxidación de los alimentos, por eso en la actualidad la industria alimentaria depende de ellos para garantizar que los productos conservan su calidad durante el mayor tiempo posible.

El problema es que cuando un alimento se oxida, en la mayoría de los casos sufre modificaciones en el color, el olor o incluso el sabor, lo que hace que pierda parte de su valor nutritivo suponiendo un desperdicio si no se ha llegado a consumir, además de poder causar un problema en la salud de la persona que los ingiere.

Pero, a pesar de que la oxidación es un proceso irreversible que no se puede evitar en su totalidad, sí que existen maneras de retrasarla con el objetivo de poder conservar los alimentos durante más tiempo, y una de ellas es emplear antioxidantes.

Es por ello por lo que los antioxidantes de BTSA tienen un rol fundamental en la disminución de desechos alimentarios. Al retrasar el proceso de oxidación, que tarde o temprano tiene lugar de manera inevitable, los productos puedan ser consumidos durante un periodo de tiempo más largo prolongando su vida útil.

Si se tiene en cuenta que una menor pérdida y desperdicio de alimentos conduciría a un uso más eficiente de la tierra y una mejor gestión de los recursos hídricos, lo que tendría un efecto positivo en los medios de vida y en la lucha contra el cambio climático, el uso de antioxidantes en la industria alimentaria se convierte en un gesto sencillo pero imprescindible.

⬇ ¡Descarga nuestro ebook y descubre las claves para elegir el antioxidante ideal para tu producto⬇

Ebook. Antioxidante ideal